Saltar al contenido

Punto de equilibrio

El punto de equilibrio, también conocido como punto muerto o umbral de rentabilidad, es el nivel de ventas en el que los costos fijos y variables se encuentran cubiertos o en el mismo margen. Este es el nivel en el que los costos de una empresa se igualan, es decir, los costos fijos y variables.

Este umbral de rentabilidad es muy importante para determinar cómo está una empresa y cuáles estrategias tomar. El punto de equilibrio es igual a cero, es decir, no hay beneficios pero tampoco pérdidas.

El mismo determina el número de unidades producidas por una empresa y en el que se igualan los ingresos y costos totales. Por ejemplo, si se produce un nivel de unidades que superan el punto muerto, la empresa obtendrá beneficios. En cambio, si las unidades producidas son inferiores al umbral de rentabilidad, entonces la empresa incurrirá en pérdidas.

Los componentes fijos y variables del punto de equilibrio

Los componentes fijos y variables hacen referencia a los costos fijos, variables y semi-variables.

  • Costos fijos: Son los gastos que dependen del tiempo y no del número de ventas de la empresa. Por ejemplo, el salario de los empleados.
  • Costos variables: Son los gastos que dependen directamente de la cantidad de ventas de la empresa y no dependen del tiempo. Por ejemplo, la materia prima.
  • Costos semivariables: Son los gastos que tienen una parte fija y otra variable. Por ejemplo, el agua o los materiales indirectos.

Condiciones se deben cumplir para realizar el análisis del punto de equilibrio

Para lograr realizar un correcto análisis del punto muerto es necesario cumplir las siguientes condiciones:

  • Es necesario que el coste variable permanezca constante para cualquier nivel de producción.
  • Estar dentro de un mercado de competencia perfecta para que todas las unidades se vendan a un mismo precio.

Cómo se calcular el punto de equilibrio

La fórmula para calcular el punto de equilibrio más empleada es la de unidad, puesto que con esta es posible calcular qué cantidad de unidades es necesario vender para no incurrir en pérdidas, al igual que la cantidad de dinero.

PE = CF / (PVU – CVU)

Cada elemento de la fórmula es:

  • PE: Punto de equilibrio.
  • CF: Costos fijos, que son los que siempre están presentes, sin importar el volumen de producción. Un ejemplo claro es el sueldo de los empleados o el alquiler de un local.
  • PVU: Precio de venta unitario, el cual es el precio al que se vende cada unidad.
  • CVU: Costo variable unitario, que varía según el nivel de producción. Por ejemplo, la materia prima.

Ejemplo de cálculo del punto de equilibrio

Para lograr comprender mejor cómo realizar la fórmula del punto de equilibrio es necesario analizar el siguiente ejemplo:

Una empresa de portátiles tiene un precio de venta por cada portátil de $900, el costo variable por cada unidad es de $600 y el costo fijo es de $135.000, por lo que el cálculo queda de la siguiente forma:

$135.000 / ($900 – $600) = 450

Eso quiere decir que es necesario que esa empresa venda 450 portátiles a $900 cada unidad ($405.000 en total) para llegar a su punto de equilibrio. Si vende menos de esa cantidad, la empresa entrará en pérdidas. En el caso de que las ventas sean mayores, habrá beneficios para la empresa.

Ventajas del punto de equilibrio

  • Le otorga información a la empresa sobre los posibles riesgos en el nivel de producción.
  • El resultado luego de realizar la ecuación del punto de equilibrio es preciso.
  • Para cualquier empresa será sencillo conocer el número de productos que deben vender para no incurrir en pérdidas.
  • Permite conocer cuáles serán las consecuencias si los costos fijos incrementan.

Limitantes del punto de equilibrio

  • Algunos costos no son sencillos de clasificar en fijos o variables.
  • La fórmula no del todo exacta, puesto que determina que todas las unidades producidas se venden, lo cual es poco probable.
  • Si los datos que se utilizan no son completamente exactos, como obviar algún decimal, lo más probable es que el resultado final no sea el indicado.
  • El análisis del punto de equilibrio otorga muy buenos resultados a corto plazo; sin embargo, a mediano y largo plazo puede otorgar conclusiones inequívocas, ya que los costos fijos, a pesar de ser “fijos”, pueden variar por diversas razones, como el alza en el alquiler de un local o el incremento del sueldo de los empleados.