Saltar al contenido

Plusvalía

Plusvalía

La plusvalía es el aumento de valor de una cosa o un objeto por motivos ajenos. La plusvalía también es conocida con el concepto de plusvalor y fue desarrollada por Karl Marx, el reconocido fundador del comunismo y, además, economista en el siglo XIX.

¿Qué es la plusvalía?

El plusvalor se puede definir como la diferencia positiva que se obtiene al vender un bien que previamente fue comprado a un precio menor. O sea, la plusvalía es prácticamente un incremento de valor de un bien, el cual no depende de su propietario, sino que se presenta por distintas causas.

En el aspecto tributario, la plusvalía se encuentra gravada como impuestos. El impuesto dependerá del país y sus regímenes tributarios. Por ejemplo, el plusvalor puede ser gravado en el impuesto sobre sociedades.

Características de la plusvalía

Las características más representativas de la plusvalía son:

  • Es uno de los pilares del capitalismo, porque es la ganancia que otorga un objeto o cosa.
  • La plusvalía es similar a una inversión, ya que es un incremento de valor y se capitaliza.
  • Es posible el buen funcionamiento económico del capitalista.
  • El valor de un producto es mayor al salario del trabajador, por lo cual representan un buen margen de ganancia para el capitalista.

Tipos de plusvalía

La plusvalía se puede clasificar en 3 diferentes tipos, que son: la plusvalía absoluta, extraordinaria y relativa.

Plusvalía absoluta

Es el tipo de plusvalor que se obtiene cuando se aumentan las horas de la jornada laboral para fabricar más productos, pero el trabajador sigue percibiendo el mismo salario que si lo hiciera por una jornada laboral normal.

La plusvalía absoluta predominó cuando el capitalismo estaba empezando, ya que era un gran negocio para los capitalistas. En la actualidad, aún se encuentra presente en las horas extras de trabajo, pero la gran diferencia es que estas sí son pagadas, no como pasaba hace siglos.

Plusvalía extraordinaria

Es la clase de plusvalía que se obtiene al emplear la tecnología para disminuir la fuerza de trabajo requerida. Es decir, el empleado no deberá esforzarse más de lo necesario, pues en su reemplazo lo harán las máquinas.

Plusvalía relativa

Las horas de trabajo disminuyen y la productividad aumenta. Se intenta buscar técnicas más avanzadas y eficaces, al igual que aumentar el capital invertido para al final obtener un plusvalor.

Un ejemplo claro de plusvalía relativa es cuando el obrero gasta 3 horas en producir lo necesario, pero luego de ser constante y desarrollar más sus habilidades, logra realizar ese mismo trabajo en la mitad del tiempo que lo hacía antes.

Origen del término de plusvalía

Karl Marx fue el encargado de popularizar el término de plusvalía mediante sus libros, pero no fue la primera persona que lo hizo, ya que en sus escritos reconoce que se basó en el concepto del economista inglés, David Ricardo. Aun así, Marx fue el encargado de perfeccionarlo a través de obras reconocidas como la teoría del Valor-Trabajo.

Es necesario recordar que Marx era economista y un gran crítico del capitalismo, por lo cual su concepto de plusvalía, en gran parte, se basó en eso.

Él explicó que los capitalistas eran capaces de acrecentar la intensidad de la explotación tratando de extender la jornada laboral o disminuyendo la cantidad de obreros. El único objetivo del capitalista era aumentar el valor de sus ganancias, puesto que los obreros trabajaban haciendo labores que representaban un dinero por encima de su salario. Es decir, prácticamente era trabajo no pagado.

¿Cómo se calcula la plusvalía?

Karl Marx incluyó en su concepto la formulación matemática del problema. Eso quiere decir que es una fórmula que permite calcular cuál es la cantidad exacta de la plusvalía.

La plusvalía se calcula restando los costes de producción respecto a los beneficios ingresados. Por lo que la fórmula de Karl Marx sería:

Plusvalía (s) = Ingresos – costes de producción (c+v)

s = Plusvalía

c = capital constante (materiales, maquinaria, etc., en general, costes de producción)

v = capital variable (los trabajadores)

Marx pensaba que lo único que generaba valor era el símbolo v, el cual representa a los trabajadores y que terminan siendo la fuerza de trabajo. En cambio, el símbolo c no genera ningún tipo de plusvalía, puesto que es necesario que una persona maneje los equipos de producción.

Ejemplos de plusvalía

  1. El incremento de valor que sufre el suelo con el paso del tiempo.
  2. Un obrero que supera las horas de su jornada laboral y el capitalista obtiene un beneficio económico.
  3. Cuando un edificio aumenta de valor gracias a las mejoras de las carreteras cercanas.