Saltar al contenido

Pagaré

El pagaré es un documento en el que una persona, llamada deudor o suscriptor, se compromete a pagarle una suma determinada de dinero a otra persona, conocida como acreedor o beneficiario, en un período de tiempo pactado por ambas partes. Este es un título de crédito en el que el deudor se compromete a cumplir los acuerdos pactados con el acreedor.

El pagaré contiene tres detalles destacados, que son el nombre de los involucrados (deudor y acreedor), la cantidad de dinero y la fecha o fechas en que se debe pagar.

Este documento tiene características similares a la letra, pero la diferencia es que el pagaré lo emite la persona que solicita el préstamo, mientras que la letra no.

Características del pagaré

  • Es emitido por la persona que solicita el préstamo.
  • En el pagaré se detallan la cantidad prestada y la fecha en que el deudor lo pagará en su totalidad al acreedor.
  • En este tipo de documento intervienen el deudor o emisor y el acreedor o beneficiario. Algunas veces también interviene una tercera persona, que se encarga de que el emisor cumpla con los acuerdos descritos en el pagaré.
  • El documento tiene la función de que el deudor pague su deuda sin llegar a incumplir los acuerdos pactados. En el caso de que eso suceda, el documento servirá de respaldo en una acción legal.

Las personas que intervienen en un pagaré son:

  • Emisor: También conocido como deudor o suscriptor, es la persona que se compromete a devolver el monto de dinero que se acuerda en el documento en un periodo de tiempo determinado.
  • Beneficiario: También conocido como acreedor o tenedor, es la persona que recibe el monto de dinero pactado en el documento al ser abonado por el deudor.
  • Garantía: Algunas veces se incluye en el pacto una tercera persona, quien es la encargada de ser avalista de que el deudor cumpla con las obligaciones pactadas en el pagaré.

Tipos de pagaré

Los pagarés se clasifican de diversas formas de acuerdo a:

La cláusula

La cláusula de este documento, a su vez, se divide en:

  • Pagarés a la orden: El acreedor o beneficiario del pagaré tiene la opción de transferirlo mediante endoso a otra persona ajena al documento, que podrá cobrarlo.
  • Pagarés no a la orden: Este tipo de pagaré no tiene la posibilidad de endosar a otra persona ajena al documento. Eso sí, existe la opción de descontarlo. Sin embargo, el banco encargado de realizar el descuento no puede reclamar la deuda al deudor, sino al acreedor, que debe ser el beneficiario original del pagaré para poder reclamar.

La emisión

Los pagarés según su emisión de dividen en:

  • Pagarés de empresas: Este tipo de documento se encarga de emitirlos una empresa y cuando el beneficiario los va a cobrar. Debe cumplir una serie de requisitos para poder hacerlo. Se utilizan, más que todo, como medios de pago y su uso es cada vez menos frecuente.
  • Pagarés bancarios: Son los documentos emitidos por entidades de crédito, por lo cual resultan ser los pagarés más populares, puesto que poseen fácil acceso.

La forma de pago

Los pagarés según la forma de pago se dividen en:

  • Pagarés cruzados: Son documentos que se cobran de manera única a través de ventanilla o un abono de cuenta, en ambos casos se debe ser cliente de una entidad librada.
  • Pagarés para abonar en cuenta: son aquellos que solamente se pueden abonar en una cuenta bancaria.
  • Pagarés de inversiones: Son otorgados a los inversionistas de las empresas, ya que al invertir su dinero tienen la posibilidad de perderlo.

El momento de pago

Los pagarés según el momento de pago se clasifican en:

  • A la vista: Se deben pagar en el mismo instante en el que se presentar para cobrar.
  • A día fijo: Poseen una fecha de vencimiento que se encuentra expresada en el documento y que debe ser pagada sí o sí ese día.
  • A plazo variable de la fecha de emisión: Se le añade un plazo para que la fecha de vencimiento de extienda luego de la fecha de emisión.
  • Sin fecha de vencimiento: Su funcionamiento es similar a la del pagaré a la vista, pero la diferencia es que no se incluye una fecha de vencimiento fija, puesto que se cumple cuando se va a cobrar.

Requisitos

Un pagaré se considera como válido cuando reúne los siguientes requisitos:

  1. La palabra “Pagaré” debe mencionarse en el documento.
  2. Se debe incluir la cantidad de dinero exacta, al igual que la moneda a abonar.
  3. La fecha de vencimiento del mismo. Si el documento no posee una fecha de vencimiento, entonces se clasificará como pagaré a la vista.
  4. El lugar en el cual se hará efectivo el documento.
  5. El nombre completo del beneficiario que recibirá el pago. Un pagaré que no posee esta información no será emitido.
  6. Fecha y lugar en el que se firma el documento, al igual que la respectiva firma y aclaración del deudor.

Principales diferencias entre pagaré y letra de cambio

El pagaré tiene un gran número de características similares a la letra de cambio, a tal punto que se llegan a confundir. No obstante, el pagaré es emitido por el deudor, mientras que la letra de cambio la realiza el acreedor.

Otra diferencia es que este es una promesa de pago del deudor y la letra de cambio es una orden de pago.