Saltar al contenido

Factoring

El factoring o factoraje se define como un instrumento de financiación por el cual las empresas logran un alto grado de liquidez, y de circulante, sin incurrir en altos riesgos. En el contrato de factoring las empresas ceden o traspasan su facturas comerciales pendientes de cobro a una institución financiera, obteniendo en contrapartida el valor de la suma de las facturas de forma anticipada, previa deducción de los gastos inherentes al cobro de las facturas, como también de los intereses contemplados en la negociación del factoring.

Las empresas que utilizan el factoring, además de beneficiarse con la financiación de las facturas comerciales relativas a las ventas realizadas a crédito o a plazo a sus clientes, obtienen un alta cobertura a los riesgos, ya que no se encargarán del cobro de las mismas, manteniendo un nivel de circulante optimo y eficiente a un riesgo muy bajo.

Actores o Agentes

Cedente

Las empresas cedentes, son las organizaciones que solicitan a las instituciones financieras el contrato de factoring, en la que ceden o traspasan las facturas comerciales de sus clientes pendientes de cobró correspondientes a las ventas realizadas a crédito o a plazo.

 Ejemplo

La empresa de refrescos ‘Inca cola’, acude al banco Citibank y negocia el contrato de Factoring, en donde ceden o traspasan sus facturas comerciales pendientes de cobró, obteniendo el valor de las mismas de forma anticipada, con riesgos menores y además logra un cantidad optima de liquidez y de circulante, todo ello a cambio de intereses previamente definidos como también el pago ciertos gastos relativos a las gestiones de cobró de las facturas.

Deudor

Las empresas deudoras son los clientes comerciales de las empresas cedentes, a los cuales le han librado facturas comerciales a crédito o plazo correspondientes a la adquisición de productos o servicios provistos por las empresas cedentes.

Ejemplo

La firma uruguaya de dulces y comestibles ‘Lapataia’ adquiere generalmente sus productos lácteos de cooperativas de producción registradas en la zona, el pago por los productos se negocian a 120 días, contabilizando desde el día de recepción de las mercaderías, para oficializar el trato comercial las cooperativas emiten sus facturas comerciales detallando las condiciones previamente citadas, de esta manera la firma uruguaya se convierte o actúa como ‘Deudor’.

Factor

Se denomina ‘Factor’ o también adquisidor a las instituciones financieras que otorgan el servicio o el producto de Factoring, Este actor se beneficia principalmente por los intereses correspondientes a la financiación de las facturas comerciales contempladas en el contrato de factoring o factoraje.

Ejemplo

El banco de origen estadounidense ‘J.P. Morgan Chase Bank’ ofrece el servicio de factoring para empresas agrícolas que vendan principalmente sus productos a plazo o a crédito, obteniendo intereses por la financiación realizada y además cobrando por las gestiones de cobro realizadas.

Ventajas

Las principales ventajas relativas al uso de la herramienta de financiación factoring son los siguientes

  • Logra ampliar la capacidad de financiación y proporciona liquidez inmediata financiando el importe de las ventas.
  • Disminuye el porcentaje de endeudamiento, eliminando las cuentas a cobrar.
  • Consigue eliminar ya sea de forma parcial o total los riesgos por insolvencia de los clientes.
  • Proporciona herramientas que contribuyen a un eficaz control estadístico-contable de la cartera de facturas.
  • Reduce las gestiones por impagos y morosidad, como también aumenta la eficiencia en la gestión de cobro
  • Permite obtener una mejor planificación de la tesorería.

Desventajas

Como toda herramienta financiera, también posee desventajas, ya que no existe una forma de financiamiento perfecta, pues la organización debe optar por las herramientas que mas se adecuen a su estilo de negocios como de planificación.

  • Alto coste financiero por las operaciones, lo que se traduce en intereses muy elevados
  • Gastos elevados para las gestiones de cobro de las facturas.
  • Negativa por parte de las instituciones financieras de trabajar con ciertos clientes.
  • Requisitos muy burocráticos.

Tipos

Debido a que el factoraje ya se empezaba constituir como una herramienta de financiación desde siglo XVIII, existen diversas clasificaciones y agrupaciones. Sin embargo, se pueden detallar como principales y opcionales, debido al uso y al campo de aplicación en la realidad financiera.

Principales

Dentro de los tipos principales de factoring se encuentran a:

Factoring sin garantía o sin recurso

El factoring sin recursos se describe como la cesión o traspaso de las facturas comerciales con vencimiento, en donde el factor (el banco) asume la totalidad de los riesgos de insolvencia por parte de los clientes del cedente. Esta modalidad se caracteriza por ser mucho mas costosa que otras.

Factoring con garantía o con recurso

El factoring con recursos se caracteriza principalmente porque el ‘cedente’ asume parcial o totalmente el riesgo de insolvencia de sus clientes. Es decir cuando el cedente, traspasa las facturas comerciales vencidas al factor, el mismo se hará cargo de los riesgos en el caso que su cliente (deudor) no abone por sus deudas.

Opcionales

Los contratos de factoring opcionales se caracterizan principalmente por que no siempre son ofrecidas por la totalidad de las instituciones financieras, ya sea debido por su complejidad, falta de recursos o por la ausencia de un marco legal que permita su funcionamiento, en esta categoría se encuentran:

Factoring con notificación

En este tipo de factoraje, la entidad financiera notifica al deudor que ha cedido o traspasado la factura comercial. A partir de ese momento, este queda obligado a pagar a la entidad según los términos previamente acordados.

Factoring sin notificación

En este tipo de factoraje, al contrario del ‘factoring con notificación’ el deudor, al no tener constancia de la cesión de la factura, abonará directamente a la empresa.

Factoring de Agencia

Indistintamente a la modalidad electa (con o sin notificación), la empresa cedente puede ser nombrada o electa como agente de cobro por parte de la entidad financiera. De esta manera, la propia empresa cedente se encargar de realizar el cobro de los créditos cedidos y está obligada a remitir a la entidad financiera los fondos que vaya recibiendo de sus deudores incluidos en el contrato de factoring.

Factoring con/sin globalidad

El contrato de factoring puede requerir, en ciertas ocasiones, que la empresa ceda o traspase al factor la globalidad de la facturación sobre uno, varios, o todos los deudores incluidos en la operación previamente negociada.

Factoraje doméstico

El factoring doméstico se caracteriza por estar realizado con documentos de crédito (facturas comerciales) representativos de compraventas dentro de un país. Es decir solo se considerarán facturas comerciales, emitidas y con valor legal en un país definido.

Factoraje de exportación o internacional

El factoraje de exportación o internacional, al contrario de lo que ocurre en el factoraje doméstico, se caracteriza porque es negociado exclusivamente con documentos de crédito que documentan o registran ventas al exterior (exportación). Generalmente las empresas que realizan el factoring internacional se aseguran la cobrabilidad de las deudas, mediante un seguro de crédito con una compañía aseguradora o con otra compañía de factoraje del país del importador.