Saltar al contenido

Bienes

Los bienes económicos hacen referencia a los bienes escasos que son comprados en un determinado mercado luego de pagar un precio establecido por la oferta y la demanda del producto. Estos bienes ya sean materiales o inmateriales, tienen un valor monetario y por lo tanto son valuados en esos términos.

El bien se encarga de satisfacer los deseos o necesidades de un grupo de consumidores que lo demandan. Esa cantidad de clientes lo adquieren en un mercado a través de operaciones económicas de acuerdo al precio que le haya asignado el vendedor.

El término “bienes” suele ser más utilizado que el de “bien”; sin embargo, los economistas consideran que en lugar de bienes deben llamarse únicamente un bien.

Características de los bienes

  • El aumento o disminución de la utilidad directa o indirecta de los bienes se define como utilidad marginal. Algunas cosas son útiles, pero no tienen escasez, por lo cual carecen de valor monetario. La atmósfera de la tierra es un claro ejemplo de este tipo de bienes, los cuales son conocidos como “bienes libres“.
  • Son bastante útiles, porque tienen la capacidad de satisfacer cualquier deseo o necesidad del ser humano.
  • La mayoría de bienes, más exactamente los económicos, se pueden intercambiar entre personas a través de la compra y venta.
  • El precio de los bienes se establece de acuerdo a la oferta y demanda que estos tengan.

El comercio de bienes

Los bienes tangibles se pueden intercambiar físicamente entre el vendedor y el consumidor. Por otra parte, los bienes intangibles no pueden ser entregados de forma física, sino que se deben almacenar, entregar y consumir a través los medios de comunicación, como el internet.

Con los bienes tangibles se suele hacer transferencia de propiedad, puesto que el consumidor los adquiere para tenerlos consigo o utilizarlos inmediatamente. En cambio, con los servicios o bienes intangibles, no siempre se realiza una transferencia de propiedad, ya que, por lo general, son prestados.

Tipos de bienes

Los bienes se entienden como un objeto material o servicio intangible que satisfacen los deseos o necesidades. Dentro de los bienes se encuentran los bienes libres, los cuales no tienen un valor monetario y están disponibles en grandes cantidades. Por ejemplo, un bien libre es el aire que los seres humanos respiran y que es muy abundante, por lo cual no tiene un valor, a pesar de que es necesario para la supervivencia.

Por otro parte, están los bienes económicos, los cuales son escasos y se encuentran disponibles en cantidades limitadas. Un bien económico puede ser un bien tangible o un servicio intangible.

Los bienes económicos se dividen en:

  1. Bienes según la exportabilidad: Este tipo de bienes son los que se clasifican según su exportabilidad, como los bienes muebles, también conocidos como trasladables y los bienes inmuebles, que son los no trasladables.
    • Bienes muebles: Es el tipo de bien que se puede negociar o intercambiar en cualquier lugar, es decir, en un entorno nacional o en uno internacional. Por ejemplo, los libros, los videojuegos, la maquinaria o cualquier objeto que se pueda trasladar fácilmente.
    • Bienes inmuebles: Es la clase de bien que se utiliza únicamente en el lugar en que se produce, puesto que es imposible trasladarlo a otro país, ya sea por impuestos o por imposibilidad física. Por ejemplo, la mayoría de servicios no se pueden trasladar, como los servicios públicos. Las casas o cualquier tipo de terreno también hacen parte de los bienes inmuebles, ya que no se pueden exportar.
  2. Bienes según la durabilidad: Se dividen en bienes de consumo durable, no durable y perecedero.
    • Bienes de consumo durable: Son bienes que se pueden utilizar durante un largo periodo de tiempo, que generalmente supera el año, sin peligro de quedar obsoletos. Por ejemplo, los electrodomésticos, las joyas o los automóviles hacen parte de los bienes de consumo.
    • Bienes de consumo no durable: Son los bienes que se agotan rápidamente, pues, por lo general, se pueden utilizar solo una vez. Por ejemplo, los alimentos, los medicamentos o la base de maquillaje.
    • Bienes perecederos: Bienes que dejan de ser útiles en muy poco tiempo, por lo cual su uso debe ser inmediato. Eso se puede dar por las condiciones de conservación, su naturaleza o por el tipo de mercado. Por ejemplo, algunos alimentos, como la carne o los pasteles.
  3. Bienes según la disponibilidad
    • Bien libre: Son bienes ilimitados y que no poseen ningún valor económico, por lo cual son libres y cualquier persona puede acceder a ellos. Por ejemplo, la luz solar, las piedras o el aire.
    • Bienes económicos: Son bienes a los que no todas las personas pueden acceder y suelen ser limitados, ya que sus características los convierten así. Por ejemplo, un teléfono celular o el petróleo.
  4. Bienes según su función. Ese tipo de bienes se dividen en bienes de consumo, bienes intermedios y bienes de inversión.
    • Bienes de consumo: Son los bienes que cuando se usan, satisfacen una necesidad inmediatamente. Por ejemplo, la ropa o los libros.
    • Bienes intermedios: Son bienes que se pueden transformar en bienes de inversión o de consumo. Por ejemplo, el algodón, el cuero o el cartón.
    • Bienes de inversión: También son conocidos como bienes de equipo, de producción o de capital. Son bienes que se encuentran ya hechos y se utilizan para producir otros bienes y servicios de acuerdo a sus características. Por ejemplo, en una empresa los bienes de inversión son los ordenadores, los vehículos o la maquinaria. Por otra parte, en un país los bienes de inversión serían los hospitales, las escuelas o las carreteras.
  5. Bienes según la facilidad de acceso. Los bienes según la facilidad de acceso se dividen en bienes públicos, bienes privados y bienes de propiedad privada.
    • Bienes públicos: Todas las personas pueden acceder libremente y, por lo general, el propietario es el gobierno de un país, por lo cual toda la sociedad tiene acceso libre. Por ejemplo, un colegio o el ejército de un país.
    • Bienes privados: Solo unas pocas personas pueden acceder a este tipo de bienes, puesto que para usarlos se debe ser el propietario de ellos. Por ejemplo, un vehículo o una casa.
    • Bienes de propiedad privada: Son bienes que tienen propietarios, pero están disponibles para el público; eso sí, para acceder a ellos es necesario pagar. Por ejemplo, el cine o un hotel.
  6. Bienes según su grado de transformación
    • Materias primas: También son conocidos como bienes intermedios y son los que se utilizan para producir otros bienes o servicios, es decir, materias primas. Por ejemplo, el azúcar, con el que se elaboran todo tipo de comidas dulces o el cemento, con el que pueden elaborar casas.
    • Bienes finales: Son los bienes que ya se encuentran hechos y están listos para ser adquiridos por el consumidor final. Por ejemplo, las comidas dulces que se hacen con el azúcar o las casas hechas con el cemento.

Ejemplos de bienes

Algunos ejemplos de bienes pueden ser:

  • Los vehículos, que se encuentran principalmente dentro de los bienes muebles.
  • Una vivienda, la cual pertenece a los bienes inmuebles.
  • Los alimentos, que hacen parte de los bienes de consumo no durable o perecedero, dependiendo del tipo de alimento.
  • La arena, perteneciente a los bienes libres.
  • Un taladro, que pertenece a los bienes de consumo durable.